La gran trampa de convertirse en coach - Jean-Paul Pangalos

La gran trampa de convertirse en coach

En cuanto tuviste contacto con el coaching y pudiste experimentar en primera persona los increíbles resultados y la transformación que viviste, te enganchó desde el principio.

Fue un flechazo. Un amor a primera vista. 

De hecho, fue tal el impacto que tomaste la valiente decisión de certificarte como coach. Dedicarte a una profesión donde puedes contribuir a ayudar a otras personas a vivir los cambios que tú viviste era algo que te llamaba poderosamente la atención. 

Y además tu antigua situación laboral se estaba convirtiendo en insostenible. 

Fuiste de los primeros de tu promoción de coaching. Por fin te estabas dedicando a algo que era congruente con tus valores. Te encantaba lo que aprendías y las prácticas se te daban muy bien. Incluso con poca experiencia eras capaz de detectar quiebres y las personas te agradecían lo que habías hecho por ellas durante la sesión.

Vivir del coaching comenzaba a convertirse en una opción real para ti.

Al fin y al cabo, esto era similar a estudiar medicina, o derecho o licenciarse en marketing: Estudias, aprendes y luego trabajas para coger experiencia. Y la gente te paga por tus servicios.

Hasta que al final te lanzaste. Conseguiste unas tarjetas de visita donde junto a tu nombre, tu teléfono e email añadiste tu nueva profesión: Coach.

Anunciaste en tu facebook la gran noticia, hablaste con conocidos y amistades... E incluso te atreviste en contactar algunos gerentes de organizaciones. 

Y esperaste a que suene el teléfono. Y esperaste... Y aún sigues esperando.

¿Te suena familiar?

Si es así... sigue leyendo.

Esto es lo que yo llamo la gran trampa de convertirse en coach.

Existe una industria muy potente alrededor del negocio de las CERTIFICACIONES de coaching. Esto no es coaching. 

La gran mayoría de profesores, docentes y propietarios de academias no se dedican al coaching ni emplean la gran parte de su tiempo haciendo sesiones de coaching. 

La mayoría se centra en captar personas a las que venderles la certificación de coaching.

Y no estoy diciendo que haya nada malo en hacer esto. De hecho es el primer paso necesario para convertirse en coach. 

A lo que me refiero es que estas academias e institutos te venden la certificación como una llave directa a tu negocio de coaching. Te hacen creer que el titulo es lo único que necesitas para comenzar a generar ingresos.

De la misma manera que si te conviertes en médico y ya tienes clientes haciendo cola por fuera de tu consulta sin mover un dedo.

Y esto en la realidad no funciona así. Y nadie te lo ha dicho hasta ahora.

Cuando alguien se hace médico, tiene una profesión y una industria muy grande y establecida donde existen hospitales, clínicas, consultas y un montón de especialidades donde ejercer. 

En muy pocas ocasiones un médico es dueño del hospital o clínica. El médico se dedica a una profesión donde no se tiene que preocupar por conseguir clientes ya que es el hospital el que crea la oferta y se encarga de "atraer" los clientes. 

El coaching es una profesión tan nueva que no existen (aún) este tipo de estructuras creadas para dar trabajo a los coach certificados. 

Un coach no solo debe aprender a ser un buen coach, también tiene que aprender a crear un negocio de coaching con el que debe promocionarse y ofertarse para conseguir sus propios clientes.
 

Además de conseguir clientes, un coach debe aprender a gestionar sus finanzas, la creación de contenido y muchos otros aspectos que son las tareas típicas de un emprendedor. 

Y esa es la gran trampa que nadie te ha contado hasta ahora: 

Si eres coach o quieres convertirte en coach, no solo eres coach, también eres un emprendedor que debe saber como gestionar su propio negocio para poder vivir completamente del coaching. Si no eres capaz de ver esto, difícilmente podrás generar ingresos.

Así que para ser un coach exitoso, aparte de obtener tu certificación, necesitas dos cosas fundamentales.

Debes aprender:

1. A crear un negocio de coaching para ofertar tus servicios y conseguir clientes.

2. A eliminar bloqueos y creencias limitantes con respecto al dinero.

Una vez que domines estas dos disciplinas entonces si estarás en posición de generar los ingresos suficientes para poder vivir del coaching completamente.

Tengo un programa de mentoring online que te enseña paso a paso cómo crear tu negocio de coaching. Aprenderás mi sistema de 4 fases para conseguir clientes y generar los ingresos que deseas para que puedas cumplir tu sueño de vivir del coaching completamente. 

Puedes averiguar los detalles del programa en el siguiente enlace:

Programa de Mentoring Online para Coaches: Consigue Clientes Ahora