Quieres clientes o construir un negocio de coaching

¿Quieres clientes o quieres construir un negocio de coaching?

quieres clientes o construir un negocio de coaching

Te hago esa pregunta porque son muchos los que me escriben preguntado como conseguir clientes de coaching rápidamente. Quieren buscar la solución a su problema. Necesitan generar ingresos rápidamente y obtener resultados de inmediato. Si eres una de estas personas, sigue leyendo...

More...

Hay muchos coaches que obtienen su certificación, hacen sus prácticas y en teoría ya están listos para conseguir sus primeros clientes. Y digo en teoría porque una cosa es saber hacer coaching y otra cosa es saber como conseguir clientes de coaching. Son dos cosas totalmente diferentes que requieren de conocimientos y habilidades totalmente diferentes.

Eres coach porque te gusta ayudar a las personas y crees que el coaching es una manera excelente de conseguirlo. De hecho, tu tuviste un proceso de coaching que te sirvió para darte cuenta de muchas cosas y dar un cambio radical en tu vida. Viste el poder del coaching para transformar y decidiste aprender para ayudar a otras personas a mejorar sus vidas y ser más felices.

Es la manera en la que creces como persona y contribuyes a los demás. Te encanta hacerlo y tu sueño es poder vivir completamente del coaching.

Y hasta aquí tu plan se ha cumplido a la perfección: ya tienes tu certificación (o estás en proceso de obtenerla) y tienes muchísima ilusión por comenzar.

Pero te has encontrado con un "reto" que no esperabas: lo difícil que te está resultando conseguir clientes. Conseguir gente a quien hacerles prácticas es sencillo. Solo tienes que preguntarle a algún conocido o preguntar en un grupo de facebook o de whatsapp y te salen decenas de candidatos.

Pero conseguir clientes de pago es otra historia ¿Verdad?

Aquí te surgen las dudas y los miedos...

¿Tendré la experiencia suficiente para cobrar por mis sesiones?
¿La gente estará dispuesta a pagar por mi coaching?
¿Porque elegirme a mi cuando hay cientos de coach más experimentados y mejor preparados?
¿Cuanto cobro por mis sesiones?
¿Como conseguiré vivir del coaching si cuesta tanto conseguir clientes?

Quiero contarte porque te está sucediendo esto y que puedes hacer para solucionarlo...Existen cuatro motivos principales por los cuales no estás consiguiendo clientes:

1. Mentalidad y falta de confianza

Puedes aprender las mejores técnicas y estrategias de marketing e implementarlas pero si no confías en ti y tu capacidad para conseguir clientes, en exponerte y mostrarte con tu oferta, jamás tendrás éxito como coach.

Tu mentalidad y la confianza en ti es el factor más importante para conseguir clientes. La mayoría de las personas tienen tanto miedo de ofrecer sus servicios porque sienten que serán observados, juzgados, criticados y evaluados (por su familia, amistades, competencia, conocidos y clientes). Esto les da miedo y prefieren "esconderse" detrás de excusas y "cosas que han surgido" que les impide tomar la acción necesaria.

Es por este motivo que ves otros coaches que igual no están tan bien preparados como tu lanzarse a dar talleres, hacer videos en Facebook Live y Youtube y conseguir clientes. Tu te preguntas como es posible que esa compañera de tu promoción que emitía juicios en sus prácticas es capaz de llenar una sala y dar un taller... ¡e incluso cobrar la entrada! Pues es precisamente porque ella si tiene confianza y no hace caso a su miedo de mostrarse y tomar acción.

Si te has dado cuenta que esto es un problema, debes trabajar tu confianza. Es fundamental para que puedas prosperar como coach y que el conseguir clientes sea algo sencillo y natural para ti.

Mi experiencia me ha demostrado que la mejor manera de aumentar tu confianza en ti en esta área es conseguir tus primeros clientes rápidamente. Si lo consigues te demostrarás que es posible. El objetivo no es conseguir 20 o 30 clientes. Solamente el 1. Tu primer cliente. Y si eres capaz de conseguir 1, eres capaz de conseguir otro. Y otro. y así hasta que te demuestres que es perfectamente posible.

Una de las cosas en las que me centro cuando trabajo con mis alumnos es que consigan su primer cliente rápidamente. Es la mejor manera de comenzar el programa de mentoring ya que experimentan directamente que el sistema funciona incluso con ellos.

2. Mentalidad de empleado vs Negocio de Coaching

Corrígeme si me equivoco: decidiste ser coach porque tu antiguo empleo no te llenaba (o si aún no lo has dejado, tu trabajo no te satisface y lo quieres dejar desesperadamente). De hecho, no lo soportabas y tenías que buscar una salida a toda costa.

Descubriste el coaching y fue amor a primera vista. ¡Ahora eres coach!

Existe un GRAN problema que surge de manera indirecta cuando sucede esto. Si eres como la mayoría de las personas siempre has tenido empleos donde te han pagado un sueldo por un trabajo que has desempeñado.

Ahora que eres coach piensas que el sistema es el mismo: Hago coaching y me pagan por mis sesiones. ¿Suena sencillo verdad?

Si piensas esto es porque sigues teniendo la mentalidad de empleado. Y esta mentalidad hace que no sepas afrontar tu nueva etapa como coach.

La realidad que nadie te contó del coaching

Lo que nadie te ha contado hasta hoy es que cuando decidiste convertirte en coach también tomaste una decisión "encubierta" que es esta:

Decidiste convertirte en coach y en una persona emprendedora. No solo eres coach, ahora además tienes un negocio de coaching. Ahora también eres empresaria o empresario.

Y esto le choca a muchas personas porque jamás quisieron ser emprendedores. De hecho puede que incluso asocies ideas negativas a este tipo de personas: avariciosas, materialistas, sin escrúpulos...

Pues la realidad es que al convertirte en coach, también te has convertido en propietario de tu negocio de coaching. Y gestionar un negocio es totalmente diferente a tener un empleo.

Ahora debes tomar decisiones, ser responsable de las acciones y las consecuencias de esas decisiones, debes administrar tus finanzas y asegurarte que el negocio sea rentable. Debes promocionar tus servicios y obtener resultados y si estás comenzando, debes aprender a hacer esto tu sin ayuda.

¿Suena duro? Lo es. No te quiero engañar. Una persona emprendedora debe aprender a manejar un estado de incertidumbre alto y esto le cuesta mucho a personas que vienen de tener un empleo donde tenían "garantizado" su sueldo a final de mes pasase lo que pasase.

Aquí debes actualizar tu identidad y cambiar tu mentalidad de empleado a una mentalidad emprendedora donde tienes un negocio de coaching que debes gestionar.

Es muy probable que debas aprender nuevas habilidades y formarte en algunas áreas. En muchos casos es conveniente pedir ayuda con esto ya que aquí los errores se pagan con tiempo perdido o con dinero malgastado. Y quieres evitar esto a toda costa, especialmente cuando estás comenzando.

3. Falta de conocimientos en marketing, promoción y ventas

Como una persona que ahora tiene un NEGOCIO DE COACHING, una de las áreas donde deberás prestar más atención es en el marketing y las ventas para promocionar tus servicios y conseguir clientes.

Esta es la parte "sencilla" ya que si has trabajado la confianza en ti, has desbloqueado tus creencias limitantes, has conquistado tus miedos y has adoptado una mentalidad emprendedora, aprender las habilidades y herramientas para conseguir clientes es igual a leer un manual de instrucciones y seguir los pasos. Cualquiera lo puede hacer... si es que tienen un manual de instrucciones.

La otra opción es ir probando distintas acciones y ver qué funciona y qué no funciona a base de ensayo y error. De hecho, durante años yo aprendí de esta manera... Preferí experimentar por mi cuenta y averiguar que acciones daban mejores resultados. Si bien es cierto que adquirí muchísima experiencia, llegué a la conclusión de que no me compensaba hacerlo porque perdía mucho tiempo, dinero y recursos y los resultados obtenidos no siempre eran buenos.

Así que ahora prefiero buscar a personas que SI están obteniendo los resultados que yo aspiro a conseguir y que me enseñen su sistema y metodología. Prefiero invertir de esta manera ya que las probabilidades de éxito aumentan de manera exponencial.

Te sugiero que aprendas a promocionar tus servicios y a conseguir clientes. Puedes considerar hacer mi programa de mentoring Consigue Clientes Ahora o bien elige otra formación o mentor pero invierte en mejorar tus habilidades y herramientas en esta área. Con la competencia que hay en el sector del coaching es fundamental saber promocionarse y ser visible para nuestra audiencia.

4. Creencias limitantes con respecto al dinero

Por último, otro factor que afecta tu capacidad para conseguir clientes y sobre todo, poder vivir del coaching completamente a largo plazo, es tu relación con el dinero.

Como coach, debes ponerle un valor monetario a tu experiencia y tus servicios. Y esto al principio resulta muy difícil ya que está directamente relacionado a tus creencias con respecto al dinero.

¿Qué te impide cobrar tus sesiones a $50? ¿Y si las cobras a $90? ¿Serías capaz de cobrarlas a $150? ¿$300 por sesión?

Estoy seguro que ahora mismo ves totalmente imposible cobrar tus sesiones a $150 o $300. Me dirías que en tu zona o en tu país esos precios son desorbitados. Me dirías que la media por sesión es muy inferior a esa cantidad. Me dirías que no tienes la experiencia suficiente aún para cobrar esas cantidades.

Puede que todos estos argumentos sean ciertos o no. Pero es importante que sepas que lo que decidas cobrar por tus sesiones tiene poco que ver con estos motivos.

De hecho, el precio que cobres tus sesiones, tus servicios y productos de coaching será determinado por tu termostato financiero.

Al igual que los termostatos normales que regulan automáticamente la temperatura al nivel que deseamos y funciona para que no haya variación, el termostato financiero regula en nuestra mente a nivel subconsciente el nivel de ingesos y abundancia y nuestra zona de confort con respecto al dinero.

El termostato financiero es un mecanismo que tenemos todos y que ha sido condicionado por nuestras creencias, vivencias y entorno con relación al dinero y nivel de abundancia o escasez en nuestras vidas.

Es asombrosamente preciso ya que aunque no nos demos cuenta de su existencia, funciona a la perfección en nuestro subconsciente. El termostato financiero determina el nivel de ingresos adecuado para nuestras vidas y por consiguiente nuestras acciones y decisiones se ajustarán para que nivel se mantenga y no sufra variaciones.

Reflexiona un poco acerca de esto. Seguro que en tu mente tienes una cantidad de ingresos que tu juzgas que es la adecuada para el estilo de vida que quieres tener. ¿Correcto? Esto no significa que no quieras más dinero en el futuro pero hay un mínimo aceptable que tu consideras que es el adecuado para no mal vivir. Reflexiona ahora acerca de los empleos que has tenido y tus ingresos mensuales a lo largo de tu vida. ¿Existe un rango constante de ingresos medios? Esa cantidad ha sido determinada por tu termostato financiero.

Y sin embargo sin alguna vez has perdido tu empleo o los ingresos mensuales disminuyeron de manera importante tus alarmas internas saltaron indicando de que existía un grave problema. Quizás perdiste el empleo o sucedió algo... y tu cerebro empezó a alertarte con miedo, nervios, ansiedad, preocupación para obligarte a que hagas algo y lo soluciones.

De la misma manera que si alguna vez te ascendieron en tu empleo y pasaste a cobrar bastante más de lo que estabas acostumbrado o tal vez conseguiste un empleo que te pagaban el doble de lo que venías cobrando hasta ahora... ¿A que algo sucedió con ese empleo o situación? Quizás era demasiada responsabilidad o tu jefe era un dictador. O quizás fuese otra cosa... pero al poco tiempo acabaste dejando el empleo o esos ingresos pararon. Si esto te ha sucedido es importante que sepas que fue porque el nivel de ingresos era demasiado elevado para tu termostato financiero y tu mente, de manera subconsciente, empezó a enviarte señales para que bajes el nivel de vuelta a tu zona de confort.

Por este motivo muchas personas que ganan la lotería acaban perdiendo todo su dinero y acaban arruinadas 5 años después. Su termostato financiero no estaba actualizado para cantidades tan grandes de dinero y por eso lo malgastaron en compras extravagantes y malas inversiones.

Así que la solución es actualizar el nivel de tu termostato financiero.

Debes entrenar tu mente para que gradualmente el nivel suba al punto donde quieres que se mantenga. Esto es muy importante si lo que quieres es cobrar más por tu coaching. En mi programa de mentoring tengo un módulo entero para enseñarte a hacerlo.

En este post te he enseñado las cuatro claves más importantes para que puedas crear un negocio de coaching exitoso y poder vivir completamente del coaching a largo plazo. Si consigues trabajar las cuatro áreas conseguirás todo aquello que has soñado. 

Admito que no es fácil. Te lo digo por experiencia, a mi me costó mucho averiguar como "descifrar" todo esto y llegar hasta donde he llegado hoy. Pero he sido capaz de hacerlo y ahora enseño a otros coaches a conseguirlo también.

Si quieres hablar conmigo escríbeme un mensaje. Puedes hacerlo por el messenger de Facebook pulsando directamente en este botón: